Salud, Salud Emocional
Comments 3

Aprender a manejar los pensamientos

Como lo menciona Tomás García Castro en su libro “Más allá del estrés” la mente no siempre trabaja de forma lógica y correcta; en otras palabras, algunas veces nos dejamos llevar por las circunstancias y/o el miedo y generamos pensamientos distorsionados, lo que nos conlleva a estresarnos (agrandar las situaciones, dejarnos llevar por el pesimismo, generalizar hechos, etc.), pues como ya mencioné, en otros artículos, el cerebro no distingue la imaginación de la realidad.

Entonces, comenzamos con esos monólogos internos (lo cuales son NORMALES), donde solo nos repetimos frases negativas, pesimistas y en las que muchas veces nos victimizamos, detallaré ejemplos sencillos:

  1. Nos agarró el tráfico de Lima y empezamos con el “Por qué a mí”, “Maldito tráfico”, “Por qué tengo tan mala suerte” (victimización y malhumor).
  2. Tendremos una reunión o examen importante: “No puedo”, “Si hablo frente a todos quedaré en ridículo”, “Por más que estudio, no entiendo” (pesimismo, negatividad, preocupación que nos quita poder y nos paraliza).

 “Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias”.

Auguste Comte

 Debemos entender y aceptar, que no podremos controlar todas las situaciones, ya que estas responden a factores externos (como el tráfico) o que simplemente con desear, que no nos suceda siempre lo peor, no basta, ya que debemos empezar a actuar y cambiar el chip de la negatividad de la siguiente manera (usaré los mismo ejemplos).

  1. Ya que estoy atorado en el tráfico aprovecharé para:
    Si manejo: Escuchar música y relajarme, llamar a alguien y hablar por bluetooth con tal amigo (a).
    Si no manejo: Leer un libro, escuchar música, llamar a alguien, etc.
  1. Muero de nervios por ese examen/ reunión:
    No pensaré en el miedo y empezaré a prepararme, abordaré estos puntos, practicaré con alguien o me grabaré con el celular.

Ejercicio Práctico:

No es tan fácil y sencillo para todos hacer las reflexiones anteriores; por lo que, aconsejo realizar un ejercicio que a mí me funciona mucho y lo leí en el libro “Relajación” de Carmela París, y que propone así modificar los monólogos internos.

  1. Coger un lapicero y un papel.
  2. Escribir los pensamientos y sentimientos, de manera que empecemos a tomar consciencia y podamos actuar, respondiendo las siguientes preguntas:
¿Qué me ocurrió?
¿Qué me dije?
¿Qué sentí?
Si me ocurre otra vez pensaré

¿Qué me ocurrió?: Me quede atrapado en el tráfico.
¿Qué me dije?:    ¿Por qué a mí, si salí temprano?
¿Qué sentí?:   YO sentí angustia y frustración.
Si me ocurre otra vez pensaré:   Tranquilo (a), Lima es conocida por su tráfico. En vez, de pensar así, mejor llama a quien te está esperando. Puedes, luego aprovechar y escuchar esa canción o quedarte hablando por teléfono.

Si bien, no siempre tenemos un papel a la mano, podemos reemplazarlo por el celular con la aplicación notas, la computadora o hasta un chat (puede ser WhatsApp, Facebook, etc.). Es importante aplicar esta técnica para generar un hábito y empezar a modificar los pensamientos distorsionados.

 “Quien quiere hacer algo encuentra un medio, quien no quiere hacer nada encuentra una excusa”

Proverbio Árabe

En el caso, nos enteremos de algo y queden pocos minutos para el suceso (una reunión de improvisto, una visita, un encuentro, etc.), es aconsejable respirar como lo menciono en mi artículo Respirar para reducir el estrés y usar frases o mantras como:

Mi estrés no es peligroso, solamente es incómodo.
Esto acabará pronto.
No tengo por qué hacerlo todo perfecto.
No importa lo que los demás piensen.
Puedo afrontar y hacerlo de la mejor manera.
Si cometo algún error, no será nada mortal.

La idea es perder el miedo, y dejar de preocuparnos para empezar a OCUPARNOS.

“Busca paz para tu mente y obtendrás salud para tu cuerpo”.

3 Comments

  1. Wow! Muy interesante y muchas gracias por los tips prácticos!! Definitivamente son muy útiles para cualquier situación y comienzan a entrenar nuestra mente para siempre aprovechar el AHORA y no quedarse sufriendo porque el DESPUÉS no salió como esperábamos.

    Incluso es bonito llegar a pensar que lo que te sucede ahora es porque la energía suprema te está llevando por otro camino porque todo se confabuló para que este nuevo camino sea mejor que el que habías planificado 🙂

    Me gusta

    • Muchas gracias por tus palabras, Javier. Exactamente, de eso se trata de no limitarse y centrarse solo en un pensamiento, sino de ampliar la perspectiva y tratar de sacar siempre las lecciones, de manera, que podamos encontrar el lado positivo.

      Me gusta

  2. Pingback: Enfermedades Auto Inmunes | Alma fit

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s